Majo Lois

Mindfulness para transitar un duelo

Soy huérfana. Mi papá y mi mamá murieron con 6 meses de diferencia, y así, muy de golpe al ser hija única desapareció mi familia nuclear. Elaborar dos duelos seguidos y de personas que yo amaba lo gestioné como en ese momento pude y como mi terapeuta de psicoanálisis me guió.Considero que fue un duelo sano aunque casi 15 años después justamente en un retiro mindfulness, sin esperarlo, sucedió que lo cerré.

Te cuento esto porque en mi historia personal se evidencia algo que me parece clave para quienes atravesamos duelos: es un proceso, es ideal hacerlo acompañado y las etapas se van sucediendo sin anunciarse.

Podemos duelar la culminación de una pareja, un cierre laboral, expatriarnos, pero en esta nota voy a hablar específicamente del duelo por muerte, sea de personas o de mascotas.  

Hoy muchos de mis alumnos llegan a mi para aprender mindfulness y acompañarse con esta práctica de autocompasión en el proceso. 

 

¿Por qué mindfulness puede ayudarte a transitar un duelo?

– Porque Mindfulness se basa en aceptar absolutamente todas las emociones, y en este proceso eso es esencial. Un duelo es un vórtice de emociones que van desde la ira, la tristeza, la culpa, la frustración, sensaciones de injusticia y de abandono. Cada emoción nos trae una información valiosa para el duelo y tu trabajo es simplemente abrirte a ella. Habla de la persona muerta, habla de tus emociones. 

– Porque te invita a cultivar la autocompasión, es decir a tratarte con respeto y amorosidad, sabiéndote en un momento de altísima vulnerabilidad. Nadie mas que vos sabe lo que estás sintiendo por ello vos sos quien mejor debe tratarse.

– Porque te ayuda a volver al momento presente, práctica esencial para una mente que en duelo se aferra al pasado intentando revivir momentos con quien ya no está. Esta rumiación constante del pasado es agotadora a nivel mental y emocional, por eso pausar y volver al presente te ayudará a descansar mente, cuerpo y mundo emocional

– Porque te permite ampliar la mirada y en esos momentos de presencia y presente darte cuenta que no toda tu vida es el duelo (aunque pareciera que sí ). Esta apertura de mirada te permite ver, sentir, apreciar todo lo que hoy está en tu vida.

– Porque avanzado el duelo, tu práctica mindfulness, siendo un camino de consciencia, te devuelve una madurez acerca de temas como la impermanencia, el propósito de la vida, el dolor y la felicidad

 

Las etapas de un duelo 

En mis estudios de mindfulness y duelo me he cruzado con diversos autores que abordan el proceso, dividiéndolo en diversas etapas. Solo para encuadrar, te comparto esta descripción.

Primera etapa: es donde se da la ruptura de los antiguos hábitos, donde todas aquellas rutinas compartidas ya no están. Es una etapa donde la alteración del descanso y de la alimentación pueden darse, así como estados de tristeza profunda.

Segunda etapa: es la reconstrucción de la vida, la cual se va dando sin que nos demos cuenta, momento a momento. Emociones como la tristeza, el resentimiento o el enojo siguen apareciendo.

Tercera etapa: reconocimiento de nuevos espacios de amor y alegría. El ser amado comienza a ocupar un lugar nuevo, no tan ligado al sufrimiento.

Cuarta etapa: es el reajuste final donde entendemos y sentimos que el ser amado y nosotros encontramos un nuevo vínculo, calmado y amoroso, mientras nueva vida sigue fluyendo.

 

Si estás viviendo un proceso de duelo y crees que puedo acompañarte con mindfulness, dejame un mensaje. 

Suscríbete para recibir mis emails conscientes.

Sin información inútil, sin hacerte perder el tiempo. Solo con contenidos mindfulness que te ayudarán a mejorar tu medida de bienestar.

Comienza a meditar conmigo hoy mismo.

Completa el formulario con tus datos y recibe en tu mail una de las meditaciones más escuchadas por mis alumnos.

Son 10 audiomeditaciones guiadas + 11 prácticas mindfulness.
Empezá a preparar tu 2023 hoy mismo!